Por segundo año consecutivo allí estábamos, en las Islas Cíes para tratar de hacer la Travesía de las Islas Cíes, después del fracaso moral de que el año pasado no se hubiese podido hacer debido a la niebla.
Este año por suerte la metereología respetó, tan solo había algo con lo que lidiar y era el agua a 16°C.
Se pudieron llevar a cabo las 4 salidas programadas, correspondientes a los 4 grupos de entre 20 y 40 personas que se habían confeccionado (Rápido, Medio-Rápido, Medio-Lento y Lento). Yo estaba en el grupo Medio-Rápido, en el que éramos 34/35 nadadores.

Desafío de las Islas Cíes

La salida

A las 10:40 de manera puntual nos dieron la orden de ir al agua y comenzar a nadar. La primera sensacion fue de que el agua estaba MUY FRIA. Tanto que incluso pensé: «como el agua este así toda la travesia, me voy a tener que salir del agua por hipotermia» (por suerte no fue así, y el agua fue «mejorando» poco a poco)
Mar con calma que nos permitía hacer el primer km más rápido de lo que se debería. (16 min) Ya sabes, el ímpetu del principio de carrera.
Por regla general la corriente nos freno mucho, ya que los ritmos eran muy muy lentos (por encima de 1:50 o incluso 2min el 100m), cuando realmente no íbamos tocándonos la pera ni mucho menos.

Avituallamientos y kilómetros centrales

Tras poco menos de 3kms paramos en el primer avituallamiento. Kilómetros que me sirvieron para tratar de ir conociendo a los nadadores del grupo. Identificar a los triatletas de los nadadores, ver cómo iban las 2 chicas que había en el grupo, quiénes eran los que partían el bacalao y les gustaba ir alante en el grupo, etc etc.

Arrancamos de nuevo y demasiado pronto volvemos a parar en el 2º avituallamiento (en el km 4,8)
En este avituallamiento pasa algo inesperado y no autorizado. Un nadador bebe algo rápido y sigue nadando, sin que el jefe del grupo de la organización de la orden. Y uno de los 2 paddle surf de la organización que venía en el grupo le sigue y va con él. Pensábamos que le harían dar la vuelta, pero no fue así y mientras nosotros esperábamos a la orden de seguir nadando él se alejaba en el horizonte.

Retomamos travesía y paramos por tercera vez a avituallarnos en el km 6,8.
Pregunto a un kayak de la organización si en la travesía efectivamente se hacen los 10kms porque me da la sensación de que este avituallamiento se estaba haciendo demasiado pronto (3,2kms para meta). Me dicen que sí, y de hecho al final entraría en meta con 10.250m.

Pues tocaba afrontar la parte final de la carretera.

Final de carrera

Para aquel entonces ya sabia a quiénes me tenia que pegar, pues había 2 nadadores que iban bien de ritmo y solían abrir el grupo. Y uno de los dos, de hecho, no daba pies con lo que era fácil seguirle.

Supuestamente nos habían comentado que los últimos 2 kms el jefe del grupo puesto por la organización y que iban el paddle surf abriendo el grupo, dejaban hacerlos al ritmo que cada uno quisiese y echar el resto si es que quedaban fuerzas para completar el desafíó de las Islas Cíes.
Mi estrategia era ir en cabeza de grupo y tratar de apretar esos 2 ultimos kms y llegar el 1º.

Km 8 y el paddle surf no se retira. Km 8,5 y el paddle surf no se retira ni nos da orden de que nos deja hacer solos la última parte de la travesía apretando lo que nos apetezca.
Km 9 y tampoco se retira.
Pero los dos que iban por delante mío empiezan a apretar.
Les podia seguir bien, y me sobraban un par de marchas. Asi que al poco de que empezasen a apretar, y viendo que se estaban desviando más a la derecha de lo que yo consideraba que era la trayectoria mas recta hasta linea de meta, aprieto a muerte.
Calculo que aun me faltan como 1.200m hasta la playa pero veo que tengo fuerzas. Y que si llego 1º de mi grupo tendría mucha gente a la cual dedicárselo.

Veo que los dos que iban en cabeza se van quedando atrás, pero por el otro lado aparece una chica con la que había nadado bastante tiempo y que ya se veía que iba bien. En la fase final de la carrera fue 4ª mucho rato, y ahora por lo visto quería llegar a la meta la 1ª como yo.
Aprieto a muerte todo lo que puedo, dudando incluso si podria llegar a meta a ese ritmo y no desfallecer en el intento.

Finalmente lo consegui y llegue el «1º» a meta. Y digo el «1º», cuando realmente no fue así, aunque moralmente para mi si. Porque el listillo que salió antes de tiempo en el 2º avituallamiento, y que ni paro en el 3º, llegó 8 minutos antes que yo a meta.

Desafío de las Islas Cíes

Aun así, objetivo mas que conseguido. Era mi primera travesía de 10.000m a nado, y creo que la experiencia fue realmente bien.

Sin duda, no sera la ultima que haga.

Esta victoria moral, por mucho que sea una travesia no competitiva, os la dedico a todos los integrantes del CAO Triatlon. A los que habeis entrenado alguna vez conmigo, a los que me habeis dado consejos y a todos los que me habeis animado, publicamente o por privado.

Desafío de las Islas Cíes

Dejar respuesta