Mi aventura empezó en octubre cuando decidí apuntarme al Challenge Salou (esta es su web) como objetivo principal este año. Después de mucho entrenamiento bien acompañado de gente del equipo, fueron sucediéndose los durísimo Duatlones y alguna carrera popular, hasta culminar en Mayo en Salou.

Todo empezó a torcerse un poco cuando a falta de 12 días solamente la organización Challenge Salou decide modificar la espectacular ruta de bici de 1 vuelta de 90km por 4 vueltas a una ruta de poco más de 20 km con 28 glorietas en total.

Y lo peor no era eso, para evitar las aglomeraciones en dicha ruta con más de 1000 participantes del Challenge Salou se realizarán varias salidas nada menos que desde las 7 hasta las 10, yo estaba a las 9.40am lo que significa que en Salou a esas horas ya hace calor y a las 13:00 h que tocara aprox. empezar la media maratón podemos estar hablando de unos 28-30 grados seguro.

Bueno, pasado el cabreo hay que seguir hacia adelante y superarlo.

El sábado a las 7:30 a.m. tenía el vuelo a Barcelona y toda la logística con 2 amigos de allí para que todo fuese bien. A las 9:00 a.m. saliendo para la tienda a montar la bici, 10:00 a.m. recogiendo todo el material y a las 11:00  camino de Salou (que está a unos 120km de Barcelona)  briefing informativo , pasta party, Féria del corredor y de 17 a 18 h checking de material , cenar y a dormir. PUES NO. A las 7:45 nos hicieron desalojar el avión por un problema técnico del aparato, y  ahí se empezó a liar todo. La información de los continuos retrasos se alargó hasta las 15:00 h que nos mandaron otro avión y despegamos a las 15:30… más de 7 horas de retraso. La consecuencia es que tuvimos que improvisar mucho y acabamos a las 10:30 de la noche montando la bici en un parking  como pudimos ya que la tienda estaba cerrada y el mecánico de la organización se había ido. Hay que decir que Challenge Salou me dio todas las facilidades aunque ya habían cerrado el box. Y cuando todo parecía acabado la tija del sillín se había casi soldado y no se movía por lo que no podíamos subirlo y por tanto ponerlo a punto para montarla …

Había que irse a dormir, no se podía hacer nada más.

Poca cena y pocas horas de sueño después… ducha y para boxes a ver si arreglábamos el asunto.

Aceite de oliva y 3 en 1 que me dejaron en un bar cercano y la ayuda de varios triatletas  conseguimos subir el sillín a falta de 2 min para el cierre del box.
Conseguido!!!! Ahora a ponerse el neopreno y a la playa.
9:50h al agua!!! Éramos un grupo de unos 150 y mi justa natación me hizo quedarme a la cola en el circuito. 3 boyas y vuelta en diagonal a la playa. Los primeros 1000 metros bastante bien, viendo el fondo, y el mar bastante tranquilo. Ligera brisa de izquierda que te ayudaba a ir hacia la boya, pero al girar la tercera noté como se me subía el isquio derecho.

Nunca me había pasado en el agua. Supongo que el stress, la poca hidratación etc ayudaron. Tuve que pararme un momento a recuperar. Más adelante empecé a notar el izq así que decidí no usar las piernas. El sol estaba de frente y al intentar mirar me veía deslumbrado, digamos que fue un final de zona swim complicado.

Por fin fuera del agua, tuve que estirar antes de quitarme el neopreno porque no podía, zapatillas, casco y a por la bici.

El bote de hidratación que dejé en la bici aunque caliente, me salvó al inicio para recuperar los isquios y empezamos la primera de las 4 vueltas de bike. Los primeros KMS iba con miedo ya que al montarme yo solo la bici y no poder probarla, no estaba seguro de si el cambio iba a funcionar correctamente o bien si había apretado las ruedas bien o si el manillar estaba perfectamente recto. Me sentí muy bien en todo momento sobre la bici. Circuito con muchas glorietas pero amplio y prácticamente todos los participantes muy respetuosos con el drafting. Poco a poco me fui sintiendo mejor y en cada avituallamiento aprovechaba para hidratarme bien ya que pegaba mucho el sol, y el aire era intenso sobre todo en la zona de port aventura.

Bajamos de la bici y nada más ponerme a correr me di cuenta de que iba a ser una media maratón muy muy muy dura. El sol apretaba, eran aproximadamente las 13:15 con 30 grados y por delante 4 vueltas en el paseo de la playa que se iban a hacer interminables. Gracias a los avituallamientos cada 2,5 km y  a vuestro apoyo 😉 (me iba imaginando vuestros comentarios) minuto a minuto iban pasando los km y subiendo las pulseras de la mano. Los guiris en las terrazas comiendo paella y bebiendo cerveza aplaudían a nuestro paso y el mar nos estaba esperando para un chapuzón final.

META. Finalmente 5h19min que saben a gloria después de todo lo pasado…

No quiero dejar de decir que la organización fue muy buena y que pese a los problemas de cambio de circuito es un Tri muy recomendable por su ubicación y clima, eso si empezando entre las 7-8 am ;).

Gracias a todos. Os quiero.
Ahora a ver si cojo vuelo de vuelta..

Dejar respuesta